Diferencia entre uñas acrílicas y de gel

Diferencias entre uñas acrílicas y de gel

Tanto las uñas acrílicas como las uñas de gel son extensiones artificiales que se colocan sobre tus uñas, consiguiendo un aspecto más perfecto, simétrico y elegante. Las diferencias entre las uñas acrílicas y de gel se encuentran en factores como la técnica de aplicación, los materiales empleados, su duración y la naturalidad final.

En este artículo, vamos a centrarnos en explicarte las diferencias entre las uñas acrílicas y las uñas de gel, de manera que puedas elegir, con mejor criterio, el siguiente tratamiento de manicura que quieras en tu salón de belleza de confianza.

Diferencias entre uñas acrílicas y uñas de gel

La principal diferencia entre las uñas de acrílicas y de gel es su fabricación. De cara a una mejor comprensión de cada una de ellas, hemos decidido explicarte cada una de manera individual:

Uñas acrílicas

El acrílico es un polímero de metil metacrilato, un material termoplástico que se distribuye en polvo. Este polímero se mezcla con un monómetro para su aplicación. Esta unión se endurece y se seca al aire con gran rapidez, generando una uña muy resistente que se lima una vez se haya endurecido.

Sus características son:

  • Proceso de retiro de las uñas acrílicas muy simple.
  • Tienen un olor fuerte.
  • La reparación es muy sencilla.
  • Gran resistencia.
  • Tiene un aspecto menos natural que las de gel.

Uñas de gel

Las uñas de gel se componen de metacrilato. Tras su aplicación, se endurece mediante luz UV o LED. Las características de estas uñas son:

  • Tienen un aspecto más natural y brillante.
  • No tienen olor.
  • A penas tienen riesgo de reacciones alérgicas.
  • Tienen menor duración que las uñas acrílicas.
  • La reparación es complicada una vez se dañan.

Una vez hemos aclarado en qué consiste cada tipo de manicura, y a modo de resumen, la manicura de gel implica la aplicación de un esmalte especial sobre la uña, aprovechando la tecnología de la luz ultravioleta para su fijación. Aunque suele presentarse con una longitud similar a la uña natural, destaca por su mayor grosor. En cambio, las uñas acrílicas se añaden como extensiones a la uña natural, permitiéndote elegir la longitud deseada y el esmalte de tu preferencia. ¡Listo para lucir unas uñas impecables!

Ambas técnicas garantizan una durabilidad destacada durante días e incluso semanas. El gel fortalecerá y acelerará el crecimiento de tus uñas, proporcionándoles una resistencia adicional, mientras que las uñas acrílicas ofrecen una longitud y resistencia superiores.

¿Cuánto duran las uñas acrílicas y las de gel?

Las uñas de gel pueden llegar a durar entre dos y tres mesas, aunque deberás rellenarlas cada cierto tiempo, mientras que las uñas acrílicas pueden llegar a durar mucho más, llegando casi a los seis meses. Aunque la duración de amos tratamientos dependerá, principalmente, de ti, de tu día a día y de lo que cuides a tus uñas.

Ventajas y desventajas de las uñas acrílicas

Estas uñas postizas, elaboradas en acrílico mediante una combinación de un líquido especial o monómero y polímero en polvo, se solidifican rápidamente al exponerlas al aire. Además de las ventajas y desventajas previamente mencionadas, existen aspectos adicionales a considerar al comparar las uñas acrílicas con las de gel:

La duración de una manicura acrílica puede abarcar entre 2 y 3 semanas, si bien es probable que necesiten relleno en caso de un crecimiento acelerado de las uñas. Similar a la manicura en gel, la longevidad está vinculada al desgaste de las uñas.

Las uñas acrílicas gozan de una gran popularidad en la actualidad, permitiendo mantener un estilo elegante durante períodos prolongados. Su principal ventaja radica en la durabilidad, ya que el acrílico es robusto, ofreciendo resistencia contra grietas, roturas o levantamientos.

No obstante, es crucial aplicarlas correctamente, ya que mal colocadas, las uñas acrílicas pueden lucir poco naturales. Es relevante recordar que retirarlas puede resultar complicado y potencialmente dañino para el lecho ungueal, requiriendo rellenos cada dos semanas como máximo para evitar el deterioro durante el crecimiento natural de las uñas después de la extracción.

Ventajas y desventajas de las uñas de gel

Las uñas de gel se crean mediante la aplicación directa de un esmalte sobre las uñas naturales, el cual se endurece bajo la influencia de una luz ultravioleta. Para lograr el grosor deseado, es necesario aplicar varias capas, cada una secándose con la lámpara LED, dando como resultado un acabado similar a una manicura convencional pero con la ventaja de una duración de varias semanas.

En comparación con las uñas acrílicas, las de gel pueden ser menos robustas y no son adecuadas para quienes tienen las uñas extremadamente cortas o las muerden. En tales casos, optar por las acrílicas es más recomendable. No obstante, es importante destacar que las uñas de gel son más ecológicas, emitiendo menos vapores durante su proceso de elaboración, mientras que las acrílicas pueden ocasionar daños si no se cuidan adecuadamente.

Muchas personas evitan las uñas acrílicas debido a la posible incomodidad en la cutícula, a diferencia de las uñas de gel que toman forma de manera natural, brindando una sensación suave en las manos. Las uñas acrílicas son notoriamente duras y aparentan ser más gruesas que las de gel, siendo susceptibles a daños si se aplica tensión. Por otro lado, las uñas de gel son flexibles, eliminando este riesgo.

Entonces, ¿cuál elegir?

Las uñas en gel destacan por su atractiva flexibilidad en la extensión, siendo ampliamente recomendadas por expertos como una opción de manicura versátil capaz de resistir todo tipo de desafíos durante semanas. Por contraste, al optar por las uñas acrílicas, es importante considerar que este material, similar al vidrio, puede romperse, a pesar de su apariencia resistente, si se deja caer.

Si tienes unas uñas naturalmente duras o quebradizas, es esencial elegir un producto que brinde la flexibilidad necesaria para evitar rupturas, especialmente en el borde de la extensión de las uñas. Por otro lado, si tus uñas son blandas y propensas a partirse, las uñas acrílicas proporcionarán la fuerza necesaria para superar este desafío. En definitiva, la elección entre uñas en gel y acrílicas dependerá de las características individuales de las uñas y las necesidades específicas de cada persona.

Tanto si quieres uñas acrílicas como uñas de gel, en el nuestro salón de belleza de Málaga podemos realizar ambas, garantizándote unos resultados excelentes.

Últimos artículos del blog

Manicura semipermanente: ventajas, beneficios y cómo quitarla

Manicura semipermanente

La manicura semipermanente es una de las técnicas de manicura más utilizadas en la actualidad, ¿quieres saber por qué? Te lo explicamos.

¿Qué es la manicura rusa?

¿Qué es la manicura rusa?

La manicura rusa tiene una serie de características y peculiaridades únicas, te lo explicamos todo en este artículo.