Rutina de cuidado facial día y noche

Rutina de cuidado facial día y noche

Una piel cuidada es reflejo de una salud óptima y de una rutina de cuidado facial adecuada. Tanto de día como de noche, nuestra piel requiere atención especializada para mantenerse saludable y radiante. En este artículo, te guiaremos a través de una completa rutina de cuidado facial, tanto para el día como para la noche, para que puedas aprovechar al máximo los beneficios de cada momento del día y lograr una piel luminosa y rejuvenecida. Desde la limpieza profunda hasta la hidratación y el tratamiento, descubre los pasos esenciales para cuidar tu piel durante todo el día y mientras duermes,

Rutina facial de día paso a paso

Durante el día, nuestra rutina facial desempeña un papel fundamental al proteger y preparar nuestra piel para enfrentar los elementos externos, como la contaminación y los rayos solares. Optar por productos de base ligera no solo evita que nuestra piel se sienta pesada, sino que también permite una mayor transpirabilidad, ayudando a mantener la piel fresca y cómoda durante todo el día.

Lavar la cara

Nada más despertarte, puedes empezar tu rutina facial en la ducha. Después de aplicarte el acondicionador o la mascarilla, aprovecha esos minutos de espera para limpiar tu rostro con tu limpiador habitual. Esto te ayudará a eliminar cualquier residuo de productos para el cabello que pueda haber quedado en tu piel durante la ducha, preparándola para los siguientes pasos de tu rutina facial.

Aplicar tónico

Después de aclarar y secar tu rostro (siempre con las manos limpias), aplica el tónico con suaves toques por toda la cara, ya sea con las manos o con la ayuda de un algodón. Esto ayudará a restablecer el pH natural de tu piel y a cerrar los poros.

Hidratar el contorno de ojos

Empieza hidratando delicadamente el contorno de tus ojos. Opta por un producto fluido que proporcione una sensación ligera en tu piel, pero que mantenga una hidratación óptima. Puedes elegir contornos energizantes que contengan cafeína o derivados de la vitamina A para combatir el cansancio y revitalizar tu mirada, dándole el descanso que necesita.

Hidratar el contorno de ojos

Utilizar serum

Considerados como un verdadero elixir de belleza, los serums faciales contienen una concentración más alta de principios activos que pueden penetrar en las capas más profundas de tu piel. Es importante elegir un serum que se adapte a las necesidades específicas de tu piel y utilizarlo diariamente. Para tu rutina matutina, una excelente opción es optar por un serum facial con vitamina C para proporcionar un impulso adicional de luminosidad a tu rostro.

Para aplicarlo, vierte unas cuatro gotas en el centro de la palma de tu mano. Luego, frota suavemente el producto entre ambas manos para calentarlo y activar sus ingredientes. Aplica el serum sobre tu rostro dando ligeros toques hasta que se absorba por completo. Este paso ayudará a nutrir tu piel y aportarle un brillo saludable durante todo el día.

Crema hidratante

Después de aplicar el serum, utiliza tu crema hidratante habitual o aquella que contenga tratamiento adicional que necesites. Aplícala en tu rostro de abajo hacia arriba, realizando suaves movimientos ascendentes.

Una excelente opción para tu crema de día es elegir una que contenga protección solar (SPF). Esto ayudará a proteger tu piel de los dañinos rayos ultravioleta del sol, asegurando que tu piel esté protegida durante todo el día.

Rutina facial de noche paso a paso

Una curiosidad que quizás no conocías sobre la piel es que su comportamiento varía entre el día y la noche. Mientras dormimos, nuestro cuerpo entra en un proceso de regeneración, y la piel no es una excepción. Por lo tanto, la rutina facial de la noche se orienta hacia el tratamiento y la reparación de la piel, contrarrestando los daños externos sufridos durante el día. Tu rutina facial de noche debería estar compuesta por estos pasos:

Doble limpieza

En esta ocasión, tómate tu tiempo. Aprovecha este momento para desconectar del día y disfrutar de estos minutos dedicados a tu cuidado personal.

Si no estás seguro de cómo cuidar correctamente tu piel, aquí tienes algunos consejos útiles. Es recomendable realizar una limpieza más profunda por la noche. Siguiendo la tradición coreana, una doble limpieza es ideal. Comienza con un limpiador a base de aceite para eliminar los restos de maquillaje y luego utiliza tu limpiador habitual para eliminar cualquier impureza restante.

Para una experiencia aún más relajante, elige productos con aromas como la lavanda, que te ayudarán a conectarte con una sensación de calma y relajación.

Aplicar tónico

Como siempre, después de limpiar tu piel, restablece su equilibrio utilizando un tónico. Aplica el tónico dando ligeros toques hasta que notes que tu piel recupera su aspecto habitual. Este paso ayudará a preparar tu piel para absorber mejor los productos que apliques a continuación.

Utilizar aceite facial

Para la rutina nocturna, opta por productos más intensos y untuosos, como un aceite facial. Al aplicarlo antes de irte a la cama, no tendrás la sensación de tener un producto pesado en tu rostro, ya que estarás dormido. Esto permitirá que el aceite facial trabaje profundamente mientras descansas, nutriendo e hidratando tu piel durante la noche.

Recomendamos ayudarte de un rodillo facial

Puedes incorporar en tu rutina el uso de un rodillo facial de jade o cuarzo para ayudar a que los productos penetren aún más en tu piel. Este pequeño ritual no solo es relajante, sino que también ayuda a potenciar la circulación y a prevenir la aparición de arrugas y signos de cansancio.

Recomendamos ayudarte de un rodillo facial

Crema hidratante

Aplica tu crema hidratante o tratamiento nocturno. Aprovecha este intervalo horario, entre las 23:00 h y las 04:00 h de la madrugada, cuando la renovación celular duplica su actividad. Durante estas horas, se eliminan un mayor número de toxinas, se repara el daño celular de la piel y se aumenta la producción de colágeno, favoreciendo así la regeneración y rejuvenecimiento de la piel.

Para finalizar, bálsamo facial

Por último, antes de irte a la cama, aplica un bálsamo labial para nutrir tus labios durante la noche. De esta manera, te levantarás con unos labios suaves e hidratados, luciendo un aspecto ideal al empezar el día.

¿Cuántas veces al día se debe hacer la rutina facial?

Como mencionamos antes, una rutina facial alcanza su máximo potencial cuando se realiza dos veces al día: una por la mañana y otra por la noche. Sin embargo, es la rutina nocturna la que cobra mayor importancia. Durante la noche, mientras la piel descansa, es cuando los productos cosméticos actúan con mayor eficacia. Pero si no seguimos los pasos adecuados de limpieza, exfoliación e hidratación, no lograremos ver los resultados deseados.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad para mejorar y perfeccionar tu rutina de cuidado facial de día y noche. Recuerda que en Calm&Beauty disponemos de tratamientos faciales personalizados, con lo que haremos que tu piel luzca impoluta.

Últimos artículos del blog

Manicura semipermanente: ventajas, beneficios y cómo quitarla

Manicura semipermanente

La manicura semipermanente es una de las técnicas de manicura más utilizadas en la actualidad, ¿quieres saber por qué? Te lo explicamos.

¿Qué es la manicura rusa?

¿Qué es la manicura rusa?

La manicura rusa tiene una serie de características y peculiaridades únicas, te lo explicamos todo en este artículo.